Conferencistas para el DIM2014

Ellos serán los conferencistas que nos harán el honor de compartir sus ideas con nosotros en el XVIII Encuentro Interreligioso de Oración y Reflexión por la Paz.

Conferencistas Conferencistas

No te lo pierdas y consigue tus entradas aquí:
Eventbrite - Diálogo Interreligioso Monterrey 2014

Las claves de la guerra civil en Siria

¡La religión si que juega un papel importante!

“No habrá paz entre naciones sin paz entre las religiones. No habrá paz entre las religiones sin diálogo entre las religiones.”-Hans Küng

Las claves de la guerra civil en Siria

Las claves de un conflicto que se extiende por más de dos años y medio

 

¿Cuándo empezó la revolución y posterior guerra?

La revuelta contra el régimen de Bachar el Asad estalló definitivamente en marzo de 2011. Hasta ese momento, la primavera árabe era más evidente en países como Egipto, Túnez o Libia. Durante los primeros meses de ese año, las calles sirias habían sido escenario de las primeras movilizaciones prodemocráticas, pero fue en marzo cuando las protestas se multiplicaron por el país desde Deraa, cuna de la revolución. En esa provincia, un grupo de adolescentes fueron detenidos y torturados por unos grafitis contra el Gobierno. Las marchas para su liberación acabaron con varios manifestantes muertos. A pesar de que el levantamiento fue aplastado, la chispa había prendido y la rebelión comenzó a extenderse por varias regiones.

¿Cuál es la composición étnica del país? ¿Quién está con quién?

El 90% de los 22 millones de sirios son árabes, con minorías kurdas, armenias y turcas. Según un informe del Departamento de Estado de EE UU, en 2006 el 87% de la población es musulmana. El 74% pertenece a la rama sunií, mientras que la chií, la alauí y la ismailí, suman el 13% del total. Los cristianos son el 10% y los drusos (una secta de origen islámico), un 3%. En una herencia del Gobierno colonial francés, las minorías religiosas tienen una importancia sobredimensionada en el Gobierno sirio, especialmente los alauíes. Esta rama, a la que pertenece la familia Asad —que lleva gobernando el país desde 1971— tiene el control de las unidades de élite de las fuerzas armadas. Gran parte de los rebeldes son suníes, lo que les ha granjeado el apoyo de Al Qaeda, cuyos militantes pertenecen a esa corriente del Islam

¿Quién controla ahora cada parte del territorio?

El Gobierno controla toda la franja costera —incluyendo el puerto de Latakia, tomado en agosto de 2011— y la mayor parte de la capital, Damasco. Al norte del país hay pequeños núcleos controlados por milicias kurdas. En el resto del país, la situación es más fragmentada. Cada zona de control depende de la composición étnica o religiosa de la región.

¿Cuántos refugiados ha provocado la crisis?

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) afirma que casi seis millones de sirios, algo más de una cuarta parte de la población, han tenido que huir de sus hogares por la guerra. Cerca de 1,9 millones de estos refugiados, más de un millón de ellos niños, han escapado del país. La mayor parte de los que han huido se concentra en Líbano, Irak, Turquía y Jordania. Dos terceras partes de los que abandonado Siria lo han hecho este año, y se espera que a finales de 2013 la cifra de refugiados alcance los 3,4 millones. Cerca de 6.000 personas dejan cada día el país, un flujo inédito desde el genocidio ruandés de 1994.

¿Con qué armas cuenta el régimen?

Es difícil saber qué fuerzas tiene el régimen de Bachar el Asad para responder a una hipotética intervención militar extranjera. La mayoría del equipo militar sirio es de origen ruso y gran parte fue fabricado durante la época soviética. En muchos casos, el deterioro y la falta de repuestos ha disminuido su eficacia. También hay que tener en cuenta que en los casi dos años y medio de conflicto civil se han producido deserciones y pérdida de equipamiento en las filas del régimen, así como ataques rebeldes a los arsenales del Ejército sirio.

Aún así, en los últimos años Rusia ha vendido equipamiento militar avanzado al régimen de Damasco. Especialmente importante ante la perspectiva de una intervención extranjera es la entrega, supuestamente prevista para 2014, de un lote de misiles antiaéreos S-300. Estos dispositivos son los más modernos del arsenal ruso, y pueden ser un factor importante en caso de que se produzcan ataques con misiles o aviones no tripulados (drones). El pasado mes de mayo, Bachar el Asad declaró en una entrevista a El Manar, la televisión libanesa controlada por Hezbolá, que sus fuerzas armadas ya disponían de los S-300 y que el Ejército estaba siendo entrenado en su uso. El Kremlin negó esta información, pero defendió su postura de vender armas a Damasco, alegando que son transacciones conformes con la legalidad internacional.

¿De cuantas armas químicas dispone Siria?

En agosto de 2012, se calculaba que Siria disponía del cuarto arsenal químico más grande del mundo y el más importante de Oriente Próximo. El régimen de Damasco es uno de los cinco países que no forman parte de la Convención Internacional contra el uso de armas químicas, firmada en 1993. Los expertos afirmaron entonces que, con seguridad, el régimen de Asad disponía de al menos dos gases tóxicos en su arsenal: el gas mostaza, que produce quemaduras en los tejidos con los que entra en contacto —inclusive los internos— y el neurotóxico gas sarín. Varios expertos han afirmado que los síntomas presentados por las víctimas del ataque en los suburbios de Damasco de la semana pasada no coinciden con ninguno de los dos productos químicos.

¿Qué pruebas tiene la comunidad internacional del uso de armas químicas?

Los informes de las principales agencias de inteligencia —que pueden incluir interceptaciones de comunicaciones telefónicas y de radio entre comandantes del Ejército sirio, incluido un responsable de una unidad de guerra química— apuntan, además, a que el régimen de El Asad ha empleado este arsenal. Las imágenes de las víctimas del supuesto ataque muestran que estas tienen los síntomas que, a juicio de los expertos, encajan con los que cabría esperar en caso de un ataque con armas químicas. Además, en las zonas donde se ha denunciado los ataques ha aparecido ganado muerto así como grandes cantidades de animales, sin un motivo aparente.

¿Cuál es la presencia de los países partidarios de la intervención en la región?

El pasado viernes la Marina estadounidense decidió anular el regreso a la base de Norfolk, en el estado de Virginia, del USS Mahan, que terminaba su servicio en el Mediterráneo. Con esta decisión, Estados Unidos mantiene en la zona del Mediterráneo Oriental cuatro barcos armados con misiles de crucero. A menos de 200 kilómetros de la costa siria, se sitúan las bases aeronavales británicas de Akrotirí y Dekelia, donde varios observadores han registrado una “actividad fuera de lo normal” en las últimas horas. Aún más cerca de la frontera siria está la base estadounidense de Incirlik, en Turquía. El Gobierno turco es el principal defensor de una intervención internacional en Siria.

Fuente El País.com

¨La presencia cristiana salvaguarda al islam del fanatismo¨ afirma el patriarca maronita

Béchara Boutros Rai declara en París que «los musulmanes son moderados», y pide ayuda al Estado francés para los cristianos árabes atacados por los integristas «La presencia de cristianos salvaguarda al islam del fanatismo», afirma el patriarca maronita reuters

«La presencia de cristianos salvaguarda al islam del fanatismo», afirma el patriarca maronita

El presidente Hollande recibe en El Elíseo al patriarca maronita, Boutros Rai

El patriarca maronita del Líbano, Béchara Boutros Rai, declaró ayer en París que los musulmanes necesitan de los cristianos en Oriente Próximo “para salvaguardar al islam del fanatismo y del integrismo”. “Los cristianos de Oriente tenemos la obligación de dar a conocer a Occidente la realidad del islam”, declaró la primera autoridad religiosa de los católicos libaneses, durante una conferencia en el Instituto Católico de París. “Para nosotros, los musulmanes no son terroristas. No son personas que quieran la violencia y la guerra. El islam y los musulmanes son moderados. Hay que apoyar la presencia de cristianos en todos los países de Oriente Próximo para salvaguardar al islam del fanatismo y del integrismo”, continuó diciendo el patriarca maronita, el rito oriental cristiano al que pertenece casi un tercio de los habitantes del Líbano. El cardenal Béchara Boutros Rai se reunió el martes con el presidente François Hollande para solicitar la ayuda del Estado francés -antigua metrópoli- a la comunidad cristiana del Líbano, amenazada hoy por la nueva rivalidad entre musulmanes suníes y chiíes del país. En su día fue Israel, y hoy es la guerra civil en Siria la que vuelve a situar a la comunidad cristiana libanesa en el centro de muchos de los ataques de los fanáticos musulmanes.

via «La presencia de cristianos salvaguarda al islam del fanatismo», afirma el patriarca maronita – ABC.es.

Ataques de pánico en Rusia por profecía maya del 21 de diciembre | SDP Noticias

México.- Debido a los reportes de pánico en distintas zonas del país, provocados por la cercanía del 21 de diciembre, el gobierno de Rusia tuvo que salir a decir que el apocalipsis no está cerca.

El Ministro de Situaciones de Emergencia afirmó, “tras tener acceso a información y monitoreo del comportamiento de la Tierra”, que el fin del mundo del 21 de diciembre, una fecha que para los mayas marca el cierre de una era, no está cerca.

Compras de pánico, ataques de ansiedad en una prisión de mujeres y la construcción de una edificación estilo maya en Chelyabinsk, son algunos de los ejemplos de cómo se ha tomado en Rusia la supuesta profecía.

“Todo el mundo tiene un sistema nervioso diferente, y este tipo de información les afecta de manera diferente. La información actúa inconscientemente.”.

A algunas personas les provoca risa, a algunos ataques cardiacos y a algunos acciones negativas”, dijo Leonid Ogul, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento.

Representantes de las tres religiones predominantes de Rusia, el cristianismo ortodoxo, el judaísmo y el islam, también tuvieron que salir a desmentir el apocalipsis ante el pánico.

Vsévolod Chaplin, portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, aseguró al diario ruso Life News que los intentos de adivinar la fecha del fin del mundo son sólo el deseo de algunas personas de aplazar los cambios necesarios en su vida por el miedo a las decisiones importantes.

Por su parte, el rabino principal de Rusia, Adolf Shayevich, llamó a no creer en el calendario maya sino en el hebreo, pues según éste, la humanidad seguirá existiendo al menos 200 años más.

“La fecha exacta no la podrá predecir ningún ser humano, y el que intente hacerlo no es más que un embustero”, dijo a Life News Nafigulla Ashirov, un líder musulmán ruso.

vía Ataques de pánico en Rusia por profecía maya del 21 de diciembre | SDP Noticias.

Soy protestante, ¿no? ¡pues protesto! / Parte2

En primer lugar, no se trata de que la Iglesia “haga política”, ya sea de izquierdas, de derechas, de centro, de arriba o de abajo. No es tal su cometido. La Iglesia como tal no está llamada a mezclarse con los poderes de este mundo, que constituyen una esfera muy particular de las sociedades humanas, ni a confundir su mensaje con el que estos puedan vehicular, aunque se parezcan en ocasiones o muestren puntos concomitantes. La proclama de la Iglesia, o incluso su protesta, no puede inspirarse en ideologías de tipo político ni pretender favorecer a ciertos partidos o facciones contra otros. Está fundamentada exclusivamente en la Palabra de Dios revelada en la Biblia, y tiene como objetivo la dignificación de la persona por encima de todo. Los pobres, los desahuciados, los jóvenes sin futuro, los adultos sin trabajo ni posibilidades de obtenerlo, los débiles en general, son primordialmente seres humanos, es decir, imágenes del Creador que han sido mermadas en su condición de tales por un sistema socio-político-económico esencialmente inmoral, y a los que Cristo re-dignifica. El concepto de “redención” no es otra cosa que una re-dignificación total y absoluta de la persona humana, tanto en lo referente a su relación con Dios, como en la que mantenga con los demás e incluso consigo misma. Cristo devuelve la dignidad a aquellos a quienes ha sido injustamente arrebatada. La Iglesia está ahí para decirlo bien claro, guste o no.

Por ello, y en segundo lugar, la Iglesia nunca debe ser ilusa ni creer que vive en un “país de las maravillas”; no debe caer en la trampa de los falsos triunfalismos a que son tan proclives los grupos sectarios, ni pretender que va a conquistar o a cambiar el mundo. Solo Dios ejerce el señorío sobre esta nuestra querida y vieja Tierra, y únicamente él es quien transformará todas las cosas cuando llegue ese gran momento previsto en sus designios. Mientras tanto, la Iglesia sigue el camino que se le ha trazado, porque Jesús dijo bien claro que siempre habría pobres con nosotros (Juan 12, 8a), y que las injusticias se acrecentarían (cfr. los capítulos escatológicos de Mateo 24, Marcos 13 o Lucas 21); ello significa que en cada época de la historia, el cuerpo de Cristo que componemos los creyentes tendrá la misma ingrata misión de proclama y denuncia de la injusticia con todos los medios a su alcance.

En consecuencia, y en tercer lugar, el pueblo de Dios no debe esperar aplausos ni reconocimientos por su labor. A nadie le gustan las denuncias ni verse recriminado por su actuación. Una sociedad que es esencialmente injusta jamás contemplará con buenos ojos a una institución que le señale constantemente sus errores o sus fisuras. La Iglesia no ha de pretender, por lo tanto, que su proclama o su protesta sean bien recibidas, ni siquiera por aquellos en cuyo favor las hace. Personalmente, nos causan verdadero pánico aquellas instancias religiosas, sean del tipo, la orientación o el color que fueren, empeñadas en aparecer de continuo en los medios de comunicación siempre al lado de los poderosos o vehiculando la idea de que son uña y carne con ellos. Las alianzas entre el trono y el altar, de lo cual la historia de nuestro propio país sabe mucho, desgraciadamente, nunca han beneficiado a nadie, pero el mayor perjudicado siempre ha sido el altar, de eso no nos cabe la más mínima duda.

En definitiva, el cuerpo de Cristo está llamado a una misión que más de uno llamaría casi suicida, pero que no lo es. Proclamar la dignidad inalienable de aquellos a quienes el sistema pareciera empeñado en aniquilar y protestar contra los atropellos que sufren nuestros conciudadanos (o nosotros mismos, ¿por qué no?) forma parte del Evangelio en la misma medida que las cuestiones puramente religiosas. Más aún, el mismo Santiago nos recuerda en su epístola (1, 27) la vertiente esencialmente humanitaria de la verdadera religión cristiana.

La Palabra de Dios no nos prescribe un método específico para llevar adelante esta proclamación. Solo nos dice que actuemos.

Hagámoslo en el nombre de Cristo.

vía Soy protestante, ¿no? ¡pues protesto!.

Soy protestante, ¿no? ¡pues protesto! / Parte1

Soy protestante, ¿no? ¡pues protesto!

19/11/2012, Juan María Tellería

Opinión

¡Ay de los que en sus camas piensan iniquidad y maquinan el mal, y cuando llega la mañana lo ejecutan, porque tienen en su mano el poder! Codician las heredades, y las roban; y las casas, y las toman; oprimen al hombre y a su casa, al hombre y a su heredad. (Miqueas 2, 1-2 RVR60)

Lo de este jueves pasado, día 15 de noviembre, no tiene nombre. Que después de una huelga general, con mayor o menor seguimiento según las poblaciones y las circunstancias, la autoridad máxima del país diga que todo es “normal” y que no va a variar ni un ápice el rumbo que ha tomado hasta ahora en lo que a medidas económicas se refiere, suena a burla, a desprecio, incluso a insulto descarado. Ello significa que el conjunto de la sociedad va a seguir experimentando como si tal cosa una merma constante de sus prestaciones, tan arduamente logradas; que muchas familias continuarán viéndose, como se dice vulgarmente, “con el agua al cuello” para salir adelante, no ya cada mes, sino cada semana y cada día; que muchos niños y jóvenes de ambos sexos quedarán marcados para siempre como una generación abocada al fracaso, predeterminada inexorablemente a no tener futuro. La declaración de la autoridad viene a ser algo así como “tanto se me da lo que les ocurra a los desfavorecidos, mientras yo esté donde estoy”. Vamos, un poco aquello de “la vida sigue igual”, que cantaba hace unos años Julio Iglesias, solo que con una ironía rayana en el más cruel de los sarcasmos.

Lo realmente trágico de este tipo de situaciones es que no son nuevas. Se vienen repitiendo año tras año, siglo tras siglo, milenio tras milenio, en todas partes desde la más remota antigüedad, desde que el hombre aprendió (¡en mala hora!) a explotar a su prójimo, a su propio hermano, y a vivir tranquilamente a su costa como si nunca hubiera roto un plato. No tenemos más que leer los versículos que encabezan esta reflexión, o incluso el capítulo completo de donde se han extraído, para comprobarlo.

La pregunta es: ¿Y qué dice la Iglesia de Cristo? Acotando un poco más: ¿Qué dice esa Iglesia surgida a partir de la Reforma del siglo XVI como una verdadera protesta contra los abusos de su época, religiosos ciertamente, pero con una evidentísima vertiente social? ¿No tendrá nada que aportar en relación con este asunto?

Independientemente de la postura que cada creyente protestante o evangélico de hoy tome en lo referente a la participación activa en manifestaciones públicas como la del miércoles pasado —siempre habrá quien se muestre completamente a favor, y también quien esté en contra, por las razones que fueren, todas ellas muy respetables en principio—, lo cierto es que el conjunto de la Iglesia, en tanto que cuerpo de Cristo, tiene una sagrada misión, consistente en elevar su voz —¡su voz PROFÉTICA! Nunca hay que olvidarlo— en pro de los desvalidos, los desfavorecidos, los débiles, aquellos a quienes precisamente se dirigió en su momento la proclama de las Buenas Nuevas por parte de Jesús, y a favor de los cuales habían clamado los antiguos profetas de Israel como Miqueas. Todo lo cual nos lleva a hacer las siguientes reflexiones:

vía Soy protestante, ¿no? ¡pues protesto!.

Aguinis: En Argentina hay fluida relación del judaísmo con iglesias católica y evangélicas y el islam

Aguinis: En Argentina hay fluida relación del judaísmo con iglesias católica y evangélicas y el islam

13.11.2012 13:06 |

Aguinis: En Argentina hay fluida relación del judaísmo con iglesias católica y evangélicas y el islam

El escritor Marcos Aguinis destacó ayer, lunes, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), que “en la Argentina hay una fluida relación del judaísmo con las iglesias católica y evangélicas y hasta con el islam, lo cual es motivo de satisfacción y una ruta a seguir fortaleciendo”.

En el marco de la liturgia de conmemoración de “La Noche de los Cristales Rotos” (Kristallnacht), el primer pogrom antijudío perpetrado por el régimen nazi que dio inicio a la Shoá, el intelectual consideró “positivo” el diálogo interreligioso, que “ha empezado lentamente desde el pontificado de Juan XXIII, pero se ha ido incrementando a lo largo del tiempo”.

“Tuve el privilegio de conocer a Juan XXIII en Castelgandolfo cuando era casi un adolescente que estaba estudiando en Europa y viajé a un congreso mundial de neurología que se hacía en Roma”, recordó.

“Y a pesar de dificultades de diverso tipo que puedan existir, en la Argentina se avanzó muy bien” en este sentido, subrayó Aguinis.

Por otra parte, el escritor judeoargentino valoró que “El Vaticano tiene una buena relación con Israel, que se ha incrementado mucho desde Juan Pablo II”.

El evento, organizado por la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Arquidiócesis de Buenos Aires y el Comité de Diálogo Interconfesional de B’Nai B’Rith Argentina, con la adhesión de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, se llevó a cabo en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires y fue encabezado por el cardenal Jorge Bergoglio, con la presencia de representantes católicos, evangélicos y judíos; autoridades nacionales y porteñas; y embajadores y otros representantes diplomáticos, etc.

vía Aguinis: En Argentina hay fluida relación del judaísmo con iglesias católica y evangélicas y el islam.

El primer traductor del Corán se documentó en textos de los moriscos de Granada

El primer traductor del Corán se documentó en textos de los moriscos de Granada

Por Rocío Lancho García

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 17 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Jean-Louis Touran, Presidente de Pontificio Consejo por el diálogo interreligioso, presidió la última sesión del Congreso Internacional sobre la figura y la obra del padre Ludovico Marraci, primer traductor del Corán en 1689.

En su intervención afirmó: “Para nosotros cristianos, la novedad no es el libro, sino Cristo”, marcando una diferencia con la fe islámica pero también recordando que no puede haber un verdadero diálogo interreligioso sin la disponibilidad hacia el otro, precisamente porque “la religión expresa al hombre como apertura a lo trascendente”.

Roberto Tottoli, otro de los ponentes del segundo día del congreso, es profesor de islamística y literatura árabe en la Universidad L’Orientale de Nápoles. Con su ponencia “Las fuentes árabes e islámicas de la obra de Marracci. Procedencia y difusión en la Italia del siglo XVII” profundizó en las contribuciones de Giuseppe Gabrieli y Carlo Alfonso Nallino, publicadas en los años 30, y las de Giorgio Levi della Vida. Analizó la cuestión de las fuentes utilizadas, directas e indirectas por parte de Marracci para su traducción y comentario al Corán. Las fuentes que él cita, evidencian el uso de materiales de diferentes tipos, incluidos textos y manuscritos de procedencia andaluza y morisca. El estudio tiene como objetivo reconstruir la biblioteca ideal y concreta utilizada por Marracci, a través de la comparación de los materiales a su disposición en la realidad italiana y romana de su tiempo y sus peculiaridades.

Tras su intervención, el profesor Tottoli respondió a unas preguntas para ZENIT

¿Cómo comenzó la relación del padre Ludovico Marracci con los moriscos de Granada?

–Prof. Tottoli: Su relación empezó a través de los manuscritos y materiales utilizados, manuscritos árabes y musulmanes en Roma, de los cuáles muchos provenían de la Península Ibérica. Muchos eran manuscritos tomados por Propaganda Fide a los moriscos del siglo XVII y se sabe que algunos fueron trasladados a Roma, algunos a la Biblioteca Vaticana y algunos se conservaron para Propaganda Fide. Evidentemente, él utiliza éstos documentos como material preferente.

Podríamos decir que aquí comienzan algunas bases del diálogo interreligioso?

–Prof. Tottoli: Más que la cuestión del diálogo, con Marracci y estos materiales de procedencia española, es la primera vez que se abandona la polémica medieval que reproducía viejas imágenes y se va directamente a los textos y se intenta hacer una traducción comentada y fiel, utilizando los medios. En este aspecto es una novedad importante y de gran modernidad.

Para entender mejor el contexto y la importancia de la labor del padre Ludovico, Davide Carbonaro, secretario general OMD explica en un texto escrito para este congreso, que esa labor se puede considerar prodigiosa por la exactitud filológica y la cantidad de información que se da con cuidado y gran profesionalidad. Marracci no se limitó a traducir el Corán, sino que en el Prodromus, la introducción, estableció un criterio fundamental y programático: el texto no se traduce “de palabra a palabra, sino de sentido a sentido”. Por eso, no era necesario conocer sólo el árabe, sino que el texto debía ser cercano a la amplia tradición islámica y a “los comentarios que sirven de guía” de autores árabes.

El interés por las fuentes de primera mano que busca con riqueza y pasión, constituyen el lienzo inicial que lo llevará a la elaboración del Prodromus y de toda la obra. En el texto es posible encontrar distintos tipos de fuentes: Las fuentes cronológicas sobre el origen del Corán y su elaboración, las fuentes relacionadas con la vida de Mahoma, las fuentes legales: tratados de derecho, fuentes talmúdicas, escritos de Moisés Maimónides, leyes relativas al derecho matrimonial; fuentes relacionadas con la relación con los misterios cristianos.

Como tuvo ocasión de afirmar el padre M. A. Ayuso Guixot, secretario del Pontificio Consejo por el Diálogo Interreligioso, en su libro Cristianismo e Islam de la Frontera al encuentro: “Con su obra, el padre Ludovico realizó un notable trabajo científico. La finalidad de su labor en pleno siglo XVII, era la de ofrecer a los misioneros un manual útil para la propagación de la fe entre los musulmanes. En este manual él aconsejaba un acercamiento al Islam basado en tres criterios: científico, teológico y misionero. Su preocupación, y si queremos su límite, fue permanecer fiel a la tendencia apologética del medievo, reafirmando la primacía y lo absoluto de la revelación bíblica. Sin embargo, se puede afirmar que con Marracci el orientalismo científico da sus primeros pasos”.

vía Catholic.net – La Iglesia hoy.

Salesianos en la frontera del islam / 2a Parte

Una función social clave

Por las aulas del Centre Pere Michel pasan a diario más de 500 alumnos que cursan, en su mayoría, estudios de Formación Profesional (Mecánica, Electricidad, Agricultura y Construcciones Metálicas). Pero también se imparten lecciones de inserción laboral y alfabetización que inventan un futuro para jóvenes que dejaron las clases antes de aprender a leer y escribir.

La mayoría de esos chicos, y también de los profesores, son musulmanes. “Somos muy respetuosos con ellos y ellos con nosotros. Por la mañana hacemos una oración pero no hablamos de Jesús, sino de Dios. Por supuesto, tampoco les obligamos a hacer la señal de la cruz ni rezamos el Padre Nuestro, pero ellos saben en qué creemos y qué defendemos”, subraya Emilio. Y añade: “Buscamos lo que nos une, no lo que nos separa. Y nos respetan”.

El padre Felipe resume que su trabajo, “además de las clases, es cuidar de la comunidad de católicos que hay en la capital y en las ciudades cercanas”. “Tenemos que reconocer que no podemos aspirar a conseguir muchas conversiones en un país donde la población es tan mayoritariamente musulmana”, apuntilla Felipe.

La tolerancia siempre ha estado en el núcleo de las relaciones personales en un pueblo como el de Mali. Sólo así ha podido haber paz durante tantos años en un territorio con más de 15 etnias. En el plano religioso ayuda también la laxitud y apertura con la que los malienses interpretan los mandatos del Corán. “Es un país musulmán pero, como en todo el Sahel, en cuanto rascas un poco aparecen las creencias animistas de la población, que son su verdadero espíritu”, explica el padre Guillermo, también con una extensa trayectoria en el continente. “Y es curioso porque el animismo, por su relación con las imágenes, por la multiplicidad de santos y por la alegría de su vínculo con el más allá, encaja mucho mejor con el credo católico que con la austeridad del islam. Son musulmanes, pero el islam tiene poco que ver con su esencia. África está muy cerca de nosotros”, concluye Guillermo.

Avance de los radicales

Esa forma de vivir el islam ayuda a la convivencia. En Egipto, los coptos son sistemáticamente perseguidos por los salafistas. Y en Nigeria, los islamistas están vaciando las iglesias a golpe de atentado. De momento, no es ese el escenario de Mali. El presidente del Alto Consejo Islámico nacional y el arzobispo de Bamako están celebrando reuniones periódicas para analizar la crisis del país. Y no reparan en ayudarse mutuamente con la puerta del coche cuando llegan y salen de sus reuniones. La cordialidad persiste.

Pero la deja en el aire el avance del integrismo. Después de todo, Mali es la última frontera del islam en el costado más occidental de su mundo. El país es clave para su expansión. Desde hace más de un década llegan periódicamente a su territorio predicadores pakistaníes y mauritanos que defienden las visiones más rigoristas del Corán. Combaten la libertad con la que los malienses viven la fe. Y algunas de esas ideas están calando en la sociedad. Los burkas y las barbas largas son cada vez más habituales. El conflicto del norte ha acelerado la implantación de estas corrientes, que, hasta hace nada, eran completamente ajenas al país.

Acrecienta el desasosiego la inestabilidad política en la capital. “No sabemos qué ocurrirá a partir de ahora. Por lo pronto, el nuevo Ejecutivo cuenta, por primera vez, con un Ministerio de Asuntos Religiosos. Y eso no es una buena noticia. Hasta ahora la Administración siempre había estado al margen de la religión”, relata el padre Emilio. “El riesgo ahora es que empiecen a arrinconar al resto de confesiones, como ocurre en otros países musulmanes. Y parece que eso ya está ocurriendo”. En las próximas semanas, además, se producirá una intervención militar en el país para liberar el Norte del yugo del yihadismo. Sobre el papel, ese es el objetivo, pero sus consecuencias son una enorme incógnita. Ocurra lo que ocurra, los Salesianos no se marcharán. Tan seguro como que McDonald’s no va a abrir un restaurante en Bamako, al menos por ahora.

vía Salesianos en la frontera del islam | Intereconomía | 881094.

Salesianos en la frontera del islam / 1a Parte

Salesianos en la frontera del islam

Mali es la última frontera del integrismo musulmán, amenazado por el yihadismo. Pero los salesianos del colegio Bamako han decidido no marcharse.

No hay ningún McDonald’s en Bamako. Y no porque no haya gente con ganas de comerse una hamburguesa. Las sacian en restaurantes locales que han copiado el estilo de la multinacional a un coste asequible. Pero se quedarán sin comer en un auténtico McDonald’s. En un país como Mali, con el sueldo medio rondando los 50 euros mensuales y con un conflicto político y social que va a provocar la intervención militar de Occidente, sólo permanecen sobre el terreno personas e instituciones que no ven en África únicamente un mercado en el que hacer grandes negocios.

Cuatro padres salesianos están entre los 80 españoles que siguen en Bamako pese a las advertencias de la Embajada de España, que aconseja abandonar el país. El riesgo de secuestro es máximo. También el de atentados. Los periódicos están monopolizados por las informaciones que llegan del Norte y por los últimos datos de Sanogo, el capitán del Ejército de Mali que detenta el poder del país desde que dio un golpe de Estado el pasado marzo que puso fin a dos décadas de frágil democracia. Los controles nocturnos se han intensificado. Policías y militares paran los vehículos a punta de kalashnikov buscando sobornos con los que completar su salario. El islamismo avanza entre la sociedad, amenazando con dinamitar la tolerancia con la que el pueblo maliense, musulmán en un 95%, leía el Corán y se relacionaba con otras confesiones. Hace unas semanas, algunos religiosos españoles tuvieron que huir de madrugada de la ciudad de Gao, a 700 kilómetros al norte de Bamako, ante el avance de los yihadistas. Las balas llegaron a impactar en el coche en el que escapaban. El colegio que habían levantado en ese remoto enclave ha sido completamente arrasado. La misma amenaza se cierne sobre la capital. Pero los salesianos no piensan marcharse del Centre Pere Michel, las instalaciones del barrio de Niarela en las que está su colegio y su hogar.

Adversidades

El cielo se mueve poblado de nubes densas color plomo que acaban de descargar sobre los edificios ocre de Bamako, como casi todas las tardes. Después reaparece el sol y la humedad se adhiere al cuerpo hasta que los faros de las motocicletas se adentran en las tinieblas de la noche. “La temperatura en esta época es baja. Es mucho peor entre abril y junio, que es la temporada seca. Seguro que ves algunos malienses que van muy abrigados. Este es su invierno”, cuenta Luis, un salesiano de 74 años que ha pasado por casi todas las misiones que esta orden tiene en África. “¿Difícil? Te acostumbras. No hay otro remedio. La clave está en beber mucha agua”, afirma mirando al novato con una sonrisa, restándole trascendencia a jornadas en las que se rozan los 50 ºC.

El Centre Pere Michel se despierta temprano, a las seis de la mañana, sin la luz del trópico de Cáncer. Primero los rezos, después la misa y por fin el desayuno. La mañana la absorben las clases y la labor parroquial, hasta la hora de comer, las 13.30 horas. Después viene el estudio individual en las habitaciones y más clases. Para las seis de la tarde, en los despachos que los Salesianos tienen en los barracones que parten en dos el patio ya se amontonan las citas con alumnos, padres y profesores. Hasta que el sol se esconde y se vacía el patio. La misa diaria abierta al barrio y la cena a las 19.30 horas son las últimas etapas en un día de entre semana. Luego, sólo el silencio.

En los ratos libres, los religiosos interactúan con los muchachos. Luis les cura las llagas ulcerosas que el hambre les provoca en tobillos y brazos. Guillermo enseña a los más pequeños trucos de magia. Felipe organiza el mantenimiento de los jardines con los mayores. Y Matthieu, togolés de nacimiento, único padre del centro que no procede de España, pone en práctica sus dotes de canto con el coro de la iglesia para preparar la gran misa del domingo.

Sobre los charcos que deja la lluvia, el quinto salesiano del colegio, el padre Emilio, director de la misión, juega al baloncesto con los chavales. Se pelean por tenerlo en su equipo. No le pesan sus 60 años. Le inquietan otras cosas. “En unos días comenzará el curso y veremos. No sabemos cómo nos vamos a encontrar a los chicos tras las vacaciones de verano”, confiesa Emilio con voz preocupada, “el país está en una situación difícil. En las últimas semanas, además, se han producido en Occidente algunos desafíos innecesarios al islam que sólo ponen en peligro la relación de respeto que mantenemos los cristianos que estamos aquí. No sabemos qué le habrán dicho a los chavales en su casa antes de venir”.

vía Salesianos en la frontera del islam | Intereconomía | 881094.