Samsara …Renacimiento MX / PARTE II

Vivir México es renacer, inspirarse…tal vez viendo un video de ballenas nacidas en Baja California Sur o de danza como el ballet folklórico de Amalia Hernández, el máximo exponente del ballet hecho en México, reconocido desde los años 60 en todo el mundo por su magia y belleza, arte escénico, que refleja pasión y compromiso por conservar nuestras raíces ancestrales. Amalia quien siembra así como sus danzas rituales, con el mismo hermético fervor a la patria, orgullo auténtico por nuestro folclor con la elegancia y mundo a través del singular carácter de esté ballet hecho a mano, como las tortillas de comal, porque se fusiona disciplina, rigor…amor por la patria.

Y Puebla, podemos vivirla tocando un pedazo de artesanía en talavera, tan solo yendo a el mercado, donde el valor artístico de la Chula y de sus historias ¡como la de la China Poblana que deleitan la vista en un atardecer de cantera gris, dan testimonio de la naturaleza tranquila de su gente de ónix, de su sencillez salpicada de ajonjolí, y sentir ¡que Chula es puebla!

Guanajuato también está aquí, en la comida, en las puertas antiguas de talla magistral, cúpulas, fachadas a base de herrería y cantera rosa y su gente: chambeadota.

Vivir Taxco está a solo un anillo, pulsera o candelabro, al tocarlo sabremos que Taxco está hecho a mano y en plata, donde están los callejones difíciles y románticos, serpenteantes empedrados, que hablan de leyendas, delicioso el aire que se respira, aire limpio, y lo mejor, que regala el placer de sentirse parte de su pueblo, precioso y ancestral. Vivir México es conocer Tequila, probándolo, en una comida familiar o ¡emborrachándose por una vez! y saber que esa tierra azul, mágica de agaves, donde de indígenas chichimecas, otomíes, toltecas y nahualtecas, lo llamaron lugar del Dios Todopoderoso.

Veracruz que está en su café, y escuchar a Agustín Lara, su embajador, es saber que su ánimo es festivo, multicolor, de sones y jarochos.

Así, vivir México acampando en la Baja California Sur, en la península que representa el fin de la Tierra y en casi todas las playas continentales, como El Coyote, El Tecolote o como la hermosa Playa Balandra, sin olas, apacible y perfecta, una inmensa piscina natural, un spa único, con el lujo de la creación perfecta de sus formas esculpidas por las olas, sin costo, y de valor incalculable, para cuerpo y el alma de quien se atreva a vivir la experiencia, con el viento siempre a favor, descubriendo los diferentes tonos del Golfo de California, en compañía de turistas impresionados y alegres que no creían tanta belleza posible…

Celebremos en positivo paseando y consumiendo los bienes artesanales que van por todo México con exposiciones, delicias gastronómicas y folclor… y arriba corazones.

Y no olvidemos, porque lo tenemos, que México sin duda es una de las cunas de inspiración del arte universal. Lugar de ceibas y de lagunas, pantanos y manglares, de reflexión y encuentro.

Es renacer.

Es ser .

Y es a través de este viaje lleno de emoción y orgullo que nos lleva por sentimientos que se transmiten a todo el afortunado que presencie México, disfrútalo… ¡cuídalo! Porque según el hinduismo, al vivir de una forma extremadamente malvada, renacerás en un ser desafortunado…aunque sea quizá, a través de tus cercanos.

riccosandra@hotmail.com

vía Samsara …Renacimiento MX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s